Vapocane - Vaporizador para bongs

Vapocane es un adaptador para convertir nuestra pipa o bong de cristal, en un vaporizador de marihuana. Solo hace falta colocar el adaptador al bong (de 14 - 18 mm), poner la hierba y empezar a calentar con el soplete el Vapocane.

Más detalles

Nuevo producto

27,50 €

Al comprar este producto puede obtener hasta 2 puntos de fidelidad. Su carrito totalizará 2 puntos de fidelidad que se puede(n) transformar en un vale de descuento de 0,40 €.


El VAPOCANE convierte una pipa de vidrio convencional en un excelente vaporizador. Sólo consumirá las sustancias realmente deseadas de su tabaco o mezcla de hierbas. En vez de quemar la planta y fumarla, una corriente de aire caliente pasa por la planta sin quemarla. Se inhalan los vapores de las sustancias. Se evita el humo y con ello muchísimas sustancias nocivas que el humo contiene. Aunque podemos ver una nube de vapor, no huele a humo. Está hecho de vidrio de Borosilicato y se puede usar con pipas grandes o pequeñas.

CONTENIDO DE LA CAJITA

1 - Vapocane

2 - Cinco filtros de acero

3 - Cazoleta de vidrio con salida de 14,5mm

4 - Adaptador de vidrio de 14,5mm a 18,8mm

Ponga un filtro en la cazoleta y llénela hasta la mitad (¡no más!) con la planta bien triturada (p. 3) y conecte el VAPOCANE con la cazoleta. Puede presionar la planta un poco si hace falta. Si su pipa tiene una entrada de 18,8mm, use el adaptador para meter el vaporizador. El aparato está listo para usarlo (p. 4). Comparado con otros vaporizadores que funcionan con llama, el VAPOCANE tiene una ventaja importante: el usuario puede elegir entre el uso directo o indirecto de la llama.

 

 

A: VAPORIZAR CON EL USO DIRECTO DE LA LLAMA

Con el modo directo, la llama calienta el aire directamente. Se pone por encima del agujero superior del VAPOCANE. Cuando empezamos a usar la pipa, el aire que entra por el agujero se mezcla con la llama y se calienta (p. 5, ilust. 1 y 2). Si se hace correctamente, el aire que pasa por la llama produce un silbido cuya intensidad varia según la fuerza con que respiramos. Hay que inhalar de manera continua por lo menos unos cinco segundos sin que se deje de escuchar este silbido. La velocidad con que se inhala influye en la temperatura del aire. De hecho con menos velocidad se calienta más!

La vaporización es un proceso continuo y se puede observar como la pipa se llena poco a poco de vapor. Como la carga no se quema, después de la primera inhalación el proceso se repite varias veces para consumir el 100% de las sustancias que contiene la planta.

La temperatura también se regula por la fuerza de la llama. Generalmente recomendamos subir la fuerza de la llama para que produzca más calor. El Vapocane está diseñado para el uso con mecheros con llama 'turbo' o 'jetflame'(con una llama tipo soplete). Por una parte porque se precisa una llama más caliente que la de los mecheros normales y por otra porque con este tipo de mecheros la combustión del butano es más completa, la llama se puede controlar mejor y no se produce hollín.

¡OJO!: Si la llama apunta directamente hacia el agujero durante mucho tiempo sin usar la pipa, se puede cerrar el agujero! Ello no puede ocurrir cuando la pipa se usa, porque la corriente que entra por el VAPOCANE refrigera el vidrio.

Cuanto más alta es la temperatura de la vaporización y cuanto más tiempo vaporizamos, más sustancias activas se vaporizan y más denso se ve el vapor. Fíjese entonces en el sabor y en el aspecto del vapor para elegir el que más le guste. Poco concentrado (menos denso) resulta más agradable para los pulmones y a la vez garantiza el mejor sabor.

Si prefiere que no haya contacto directo alguno entre el aire que inhala y la llama entonces aproveche el segundo modo de uso que ofrece el VAPOCANE, ¡el uso indirecto de la llama!

B: VAPORIZAR CON EL USO INDIRECTO DE LA LLAMA

Usar la llama de manera indirecta significa usarla para calentar el vidrio y no el aire (p. 5, ilust. 3). Entonces el aire se calienta por el contacto con el vidrio caliente. Este modo de uso precisa de una llama más potente que la llama de un mechero turbo pequeño. Incluso se puede usar un soplete de fontanería.

La llama se dirige lateralmente hacia el VAPOCANE y se mueve hacia arriba y abajo continuamente, para calentar de manera homogénea toda la parte superior del VAPOCANE (p. 5, ilust. 3). Repartir el calor de manera homogénea es muy importante. Primero hay que precalentar el VAPOCANE unos 30 - 60 segundos. Luego empezamos a usar la pipa y seguimos calentando a la vez. ¡OJO!: con este método no podemos oír ningún silbido mientras que vaporizamos. Vaporizar con el uso indirecto de la llama tarda más que con el uso directo.

Atención: Con ambos modos de uso - directo e indirecto - teóricamente la excesiva aplicación de calor durante un tiempo prolongado puede provocar la combustión de la planta.

¿COMO SE SABE CUANDO LA PLANTA ESTÁ CONSUMIDA?

El sabor y el calor de la planta indican el grado de vaporización. Al final, la planta adquiere un color marrón, el vapor sabe ligeramente amargo, la planta parece tostada y está completamente deshidratada.

LIMPIEZA

La limpieza del VAPOCANE es muy sencilla. Con el tiempo se puede acumular una capa de resina en la cazoleta, en la parte baja del VAPOCANE y en el filtro. Use alcohol etílico para quitar la resina sin problema alguno.

No hay reseñas de clientes en este momento.

Escribe tu opinión

Vapocane - Vaporizador para bongs

Los clientes que adquirieron este producto también compraron: